categorías
Petscándalo

Novedades

Novedades
Todas las novedades
 Antiparasitarios para Perro y Gato

Antiparasitarios para Perro y Gato

Antiparasitarios para Perro y Gato

¿Conoces los diferentes tipos de antiparasitarios que existen?

La prevención es la mejor forma de evitar que nuestras mascotas sufran cualquier enfermedad. Antes de lanzarte a comprar cualquier producto para proteger a tu mejor amigo, debes tener en cuenta que según el tipo de vida que tenga tu perro necesitará una frecuencia determinada para su desparasitación y un método antiparasitario u otro.

El primer paso que debemos dar es acudir al veterinario, el cual nos dará pautas y realizará diferentes revisiones y reconocimientos para controlar que nuestras mascotas están en perfecto estado de salud. Lo más probable es que nos recomiende una combinación de productos antiparasitarios, así que te ayudamos a conocerlos un poco mejor.

¿Qué tipos de antiparasitarios para perros hay?

Para evitar la acción de los parásitos externos existen diferentes productos con distintos formatos: pipetas, collares o sprays. Es cuestión de elegir la combinación adecuada para combatir pulgas y garrapatas, así como asegurarse de que los productos tengan una calidad comprobada y avalada por los laboratorios que fabrican este tipo de antiparasitarios. La marca más popular es: Scalibor, con cuyo collar antiparasitario puedes proteger a tu mejor amigo durante todo el año con su nuevo formato 12 meses.
Además del collar Scalibor, tienes otras opciones para proteger a tu perro frente a los elementos externos, como las temidas pulgas y garrapatas, y protege a tu mascota de las enfermedades que estos parásitos puedan transmitir. Más adelante te explicamos más sobre este tema.

Pipetas antiparasitarias

Uno de los métodos más eficaces para prevenir la aparición de parásitos son las pipetas antiparasitarias, pequeñas ampollas con líquido activo en su interior. El tipo de pipetas que puedes encontrar en el mercado está determinado por los diferentes parásitos que pueden combatir: pulgas, mosquitos transmisores de la leishmaniosis, garrapatas, piojos, ácaros del oído y nematodos.

Algunas pipetas tienen fórmulas aptas para acabar con casi todos estos insectos, pero según en la zona en la que vivas o por dónde pasees a tu perro habitualmente, puede que te interese una pipeta específica contra pulgas y garrapatas o una más completa de acción combinada.

La duración del efecto de la pipeta dependerá de cada marca y tipo, pero varía entre las 4 semanas y los 3 meses. Eso sí, no es el método más adecuado para animales que ya estén infectados.

Ten en cuenta que las pipetas están preparadas de acuerdo con el rango de peso de los perros. Por eso es fundamental que te asegures de conocer el peso de tu perro antes de comprarla, para poder adquirir la dosis adecuada para tu mascota.

Collares antiparasitarios

Los collares antiparasitarios para perros son uno de los métodos más populares que todos conocemos para combatir pulgas y garrapatas. Los collares antiparasitarios son una elección muy común ya que son fáciles de usar y su efectividad es prolongada en el tiempo, debido a que sus principios activos se van liberando poco a poco.

Para obtener el 100% de efectividad de estos collares antipulgas, no debes quitarle el collar al perro en ningún momento, a no ser que vaya a estar nadando mucho rato ya que, aunque hay muchos collares resistentes al agua, estar demasiado tiempo en remojo puede reducir la eficacia del collar.

No es buena idea usar un collar antipulgas o antigarrapatas si conviven varios animales si se muerden o se lamen con frecuencia entre ellos ya que podrían llegar a intoxicarse. También hay que poner especial atención la primera vez que tu mascota usa un collar antiparasitario para comprobar si presenta alguna reacción alérgica. En ese caso, tendrás que optar por otro método antiparasitario.

Por último, ten en cuenta que los collares antipulgas son más eficaces cuando se combinan con otro producto tópico de control antiparasitario.

Sprays antiparasitarios

El spray antipulgas es el método más rápido y eficaz cuando el perro ya está altamente infestado. Además, los sprays pasan por ser muy socorridos, ya que tener un bote de spray siempre en el botiquín te dará tranquilidad ante cualquier “visita sorpresa” de algún parásito debido al efecto inmediato de este tipo de antiparasitario. Al usar este tipo de insecticida, las pulgas y garrapatas mueren en las primeras 48 horas y, una vez muertas, se desprenden de la piel de nuestro perro o se pueden retirar fácilmente. Es la opción más segura para cachorros ya que la mayoría de los sprays están indicados para su uso a partir de los primeros días de vida del animal.

¿Conoces los diferentes tipos de antiparasitarios para gatos que existen?

¿qué pasa con los gatos? El control de parásitos es una parte esencial para garantizar el bienestar de tu gato y el cuidado preventivo durante todo el año es fundamental, ya que los parásitos no solo afectan a la salud de tu gato, sino que algunos, como los ‘parásitos zoonóticos’, también se pueden contagiar a las personas.

Por ejemplo, ¿sabías que existe la enfermedad del arañazo de gato? Es la causada por la bacteria Bartonella y se contagia a través del contacto con un gato infestado por pulgas.

Tipos de parásitos

  • Parásitos internos: son aquellos que viven en los órganos del gato, como los intestinos o los pulmones. La mayoría son gusanos y tenias que atacan a tu gato desde dentro.
  • Parásitos externos: son aquellos que se encuentran en el pelo y la piel del gato. Pican y chupan la sangre del felino como las pulgas y garrapatas y otros como los ácaros de la sarna que no chupan la sangre, pero son muy molestos.

¿Qué tipo de antiparasitarios para gatos hay?

Afortunadamente para ti y tu gato, existe una variedad de productos seguros y eficaces en el mercado que son fáciles de aplicar y muchos eliminarán más de un tipo de parásito. La mayoría de los productos de tratamiento y prevención de parásitos externos se aplican por la vía tópica a través de:

Pipetas antiparasitarias

Las pipetas antiparasitarias para gatos son uno de los métodos antiparasitarios más completos puesto que ejercen una protección global tanto externa como interna y duradera. Aunque se aplica en uno o dos puntos de la piel de tu gato, su fórmula se expande por todo su cuerpo y pelo a través del sebo y se almacena en las glándulas sebáceas proporcionando varias semanas de defensa a tu felino.

Collares antiparasitarios

Los collares antiparasitarios para gatos son la aplicación tópica más conocida. Esto se debe a que, además de llevar más años en el mercado, son resistentes y efectivos durante varios meses (dependiendo del fabricante). Mantienen a las pulgas y garrapatas lejos de tu minino.

Sprays antiparasitarios para gatos

Este tipo de solución se aplica cuando tu gato ya está infestado por pulgas o cuando tienes que proteger a un gatito. Es una fórmula eficaz para acabar tanto con las pulgas, como con los piojos y con las garrapatas. Pulveriza a tu gato en épocas de riesgo y sigue las instrucciones de la etiqueta del fabricante.

Champús o lociones

Un champú puede ser una gran solución para mantener a tu gato limpio y protegido de los parásitos. Cumple dos funciones en una, la limpieza y la prevención.
Para proteger a tu gato de los parásitos internos, además de las pipetas antiparasitarias puedes optar por:

Pastillas antiparasitarias

Las pastillas antiparasitarias para gatos actúan contra los gusanos y las tenias intestinales. Necesitarás la prescripción de tu veterinario para determinar la frecuencia con la que la debes suministrar en función del peso de tu gato. Si tu gato es muy reacio a ingerir la pastilla, puedes pedirle a tu veterinario que te recomiende alguna pasta oral que cumpla la misma función antiparasitaria o como ya te hemos contado arriba, optar por las pipetas que cumplen también con la función de desparasitación interna pero son un remedio mucho más cómodo para esos gatos más problemáticos o agresivos.

Por todo esto, es importante que no dejes pasar por alto el tema de los parásitos y evites que tu gato sufra daños. ¿Cómo? Muy sencillo:
desparasitándolo y tomando todas las medidas posibles de prevención.

Es preciso tener en cuenta que incluso los gatos que viven en el interior del hogar necesitan la prevención ante parásitos, ya que hay muchas maneras en que estos bichitos puedan entrar en tu casa, como por ejemplo, a través de los insectos.

Es necesario que revises a menudo el pelaje de tu gato y que lo desparasites cada 3 meses. Pásate por cualquier clínica veterinaria Kivet donde un equipo de expertos profesionales te ayudarán a determinar el mejor tratamiento para tu gato en función del estilo de vida y de factores geográficos. En muchas áreas, un plan durante todo el año es lo más adecuado para gatos de todas las edades.

A favor En contra
Pipeta Muy preventiva No parainfestados
Collar Fácil y versatil Necesario reforzar con otro producto
Spay Rápido No preventivo

Prevenir mejor que curar

Lo más conveniente puede sonar a tópico: prevenir es mejor que curar. Así que revisa el pelaje de tu animal y mantén su higiene en todo momento. Usando productos específicos y con una administración periódica podremos evitar la aparición de parásitos. También es muy recomendable realizar un test para conocer si nuestro perro está en riesgo de desarrollar leishmaniosis.

Fuente:  Kiwoko Gatos Kiwoko Perros
Imagen:  Shutterstock